Liposucción: mitos y creencias populares

liposucción

Liposucción: mitos y creencias populares

liposucciónMitos populares sobre la liposucción

Aproximadamente 12.000 personas anualmente se realizan en España una liposucción, según el informe estadístico La cirugía estética en España, de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética.

Se trata de una de las intervenciones con mayor demanda en nuestro país, por detrás del aumento mamario. A pesar de que se trata de una técnica muy segura y se lleva realizando desde hace bastante tiempo, todavía hay muchos mitos extendidos acerca de este tipo de cirugía. El mito más popular: es útil para adelgazar.

Adelgazar NO es el principal objetivo de este tratamiento estético ya que su finalidad principal es absorber grasa presente en zonas muy localizadas y que van desproporcionados con el resto de la figura.

Esta intervención se puede realizar en diferentes zonas del cuerpo como papada, brazos, mamas, abdomen, nalgas, caderas, muslos, rodillas o tobillos. Sin embargo, cabe destacar que jamás se debe pensar que se trata de un tratamiento contra la obesidad, sino una técnica para moldear el cuerpo.

 Mitos y creencias populares

1.Intervención quirúrgica para adelgazar

Falso. Las personas que deseen adelgazar deben realizar otro tipo de cirugía combinadas con una buena alimentación y ejercicio físico. Una liposucción se realiza en partes en las que la grasa está focalizada.

2. Piel sana

Verdadero. Es necesario que la piel sea tersa, sana y joven con el fin de tener la mayor elasticidad posible y no cuelgue tras el vacío que se produce en esta intervención quirúrgica.

3. El precio no es importante

Falso. Los precios excesivamente bajos pueden ser sinónimo de mala calidad. Además es importante recurrir a un cirujano plástico cualificado.

4. Tras una liposucción, no se engorda

Falso. Sí que hay posibilidades de que esto suceda, la grasa podría volver a reproducirse en la zona en la que estaba localizada por ello es importante combinar este tratamiento con una alimentación cuidada y ejercicio físico.

 

Sin comentarios

Publicar un comentario